Casa en la isla

Menorca

“Mi y Mo” están pensando en transformar una pequeña casa en un pueblo de pescadores, en un hogar para su futura familia, pero para ello necesitamos replantear la vivienda por entero y sobre el terreno volver a alzarla con nueva distribución.

Tras hacer un recorrido por su actual vivienda y escucharlos atentamente, les planteo una alternativa y poco a poco, se van tomando las decisiones.

Orientada por completo a mar, un amplio recibidor acoge al que llega, armario para dejar la chaqueta y el baño de cortesía. Cocina abierta con posibilidad de cerrarla con cristal transparente en un momento dado, teniendo siempre presente la única idea de no privarse de las vistas. Los dormitorios están en la primera planta y en la parte más alta, el estudio se rodea de armarios que siempre son necesarios, aunque uno, esconde una cama doble para invitados, aprovechando la poca altura de la zona abuhardillada.

El sótano es zona de servicio y máquinas, almacenamiento y plancha.

Tonalidades suaves entre el blanco y el lino, roto por el burdeos de la escalera que atraviesa en vertical la casa.